La razón principal para acudir a la consulta de un nutricionista es aprender a adoptar hábitos saludables en lo que se refiere a tu alimentación.

Es muy posible que uno de tus objetivos para el próximo año 2019 sea perder peso, y es posible también que estés haciendo ejercicio, pero no lo estés consiguiendo. El problema puede ser que no estás llevando una alimentación adecuada.

La cuestión no es que comas menos, sino que comas mejor y que la alimentación sea el aliado perfecto para tu bienestar. Ten en cuenta que si no comes, tu cuerpo no tiene la gasolina que necesita para funcionar. Por eso es bueno acudir a un nutricionista.

Para empezar, es necesario saber el tipo de vida que llevas, si eres más activo o más bien sedentario, si tienes colesterol u otros problemas. Dependiendo de esa información podremos desarrollar juntos un planteamiento de tu alimentación que sea beneficioso para ti.

Por otro lado, hay muchas personas que no vienen a consulta porque piensan que lo que van a encontrar es la típica dieta que te dice que tienes que comer alimentos que no te gustan. Es un error, porque tu plan de alimentación la podemos adaptar a tus gustos y a tus preferencias. Está claro que si pretendes perder peso de forma efectiva no incluiremos alimentos negativos como puede ser una palmera de chocolate, pero sí otros que seguro que pueden gustarte. ¿No te gusta la coliflor? Sin problema, hay alternativas.

La alimentación correcta favorece tu salud y tu bienestar, por eso, eliminar de tu dieta diaria alimentos beneficiosos para ello es algo que jamás debes hacer. Eliminarlos porque puedas pensar que te eso va a hacer que pierdas ese peso que te sobra más rápido es un gran error. No arriesgues tu salud y tu bienestar, para asegurarte de ello, lo mejor que puedes hacer es consultar con un especialista.

Otro error que todos hemos cometido alguna vez es la de pensar que como le ha funcionado muy bien a una persona que conocemos, la dieta que ha hecho y que le ha ayudado a perder 10 kilos nos va a funcionar a nosotros igual de bien. A ver, cada persona es diferente y su cuerpo funciona de manera distinta, por eso no funciona lo mismo para todos. Lo ideal es que el nutricionista haga un análisis de tu caso y cree un plan de alimentación específico y concreto para ti. Así no solamente podrás ahorrarte la frustración de ver que no te funciona, sino también el temido efecto rebote.

¿Quieres más información? Contacta conmigo en el 615 143 710 o escríbeme.